SOBRE LAS TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN PSICOLÓGICAS PRIMERA PARTE

Son tan frecuentes y variadas que una secta conocida (Moon) tiene un manual de reclutamiento. Hasta tal punto están organizados los grupos coercitivos, y un fragmento dice así: “Debemos aprender a leer en el rostro, es necesario impresionar a la gente por nuestra calma, seguridad y concentración. Para conmover a otros debemos conmovernos a nosotros mismos, tener una confianza absoluta en lo que decimos y expresarlo con mucho sentimiento. Nuestro rostro, boca y ojos deben tener una expresión que impresione, sin dejar de aparentar humildad. Debe parecer que vamos a dar algo, no a quitarlo, así nos escucharán y si los dejamos satisfechos con lo que les digamos tendrán ganas de volvernos a escuchar” (Bosch 1993).

En la base de todo proceso de captación y manipulación mental (MP) está el proselitismo engañoso. Esto es que a la víctima elegida nunca se le dicen los verdaderos objetivos y se le aplica un “desvelamiento progresivo de la verdad”. Se le dice que poco a poco se le van a aclarar las dudas y que adquirirá nuevos niveles de conocimiento. Paralelamente se le manipula.

La captación sectaria comienza de una manera sencilla: en la calle, en la puerta de un mercado o de un centro comercial. También en las Universidades e Institutos de Enseñanza Secundaria o en la mismísima puerta de un hospital y lugares donde la gente suele estar sola. Comienza con la venta de un folleto, con ideas o preguntas llamativas, o con la petición de un pequeño donativo y una pregunta con la que intentan generar una conversación. Son gente joven que irradian felicidad y ganas de transmitir un mensaje sencillo pero importante. Si accedes al diálogo después te invitan a una conferencia y si asistes, pues te siguen invitando a un seminario, un taller o un retiro. Ya no te sueltan…

Retrocediendo en el tiempo, G. Orwell en 1949 anunció lo que denominó la “utopía negativa”, la cual se cumpliría en 1984. Esta consistiría en que se forjarían sistemas políticos totalitarios que progresivamente anularían la capacidad de pensar de la gente. En esos gobiernos totalitarios que él imaginaba, la gente cedería ante técnicas misteriosas, con usos de drogas y todo tipo de torturas y quedarían bajo control. Pero Orwell se decantó porque usarían técnicas de manipulación psicológicas y sociales, más efectivas que los agresivos medios indicados. El año 1984 ya pasó y la teoría de G. Orwell sólo se cumplió parcialmente, los gobiernos totalitarios controlaron (y controlan) a las masas con censura, desprestigio social y privación de libertad, cuando no pena de muerte. Dictadura pura y dura. Si en los años sesenta se pudo comprobar que surgieron grupos de Manipulación Psicológica, bien en forma de empresa o de líderes de sectas y grupos de adoctrinamiento que someten a sus adeptos a tratamientos que anulan su mente a través de un ataque directo al ego y a sus mecanismos de defensa (bloquean el pensamiento crítico, la capacidad de elegir y les neutralizan la moral), el líder, con aspecto benévolo y sonrisa agradable es el triunfador.

Cualquiera de nosotros es susceptible de caer en situaciones vulnerables. Todos estamos indefensos ante el halago, el engaño y la seducción cuando nos encontramos solos, tristes y necesitados de comprensión, y esto favorece que nos podamos vincular con un grupo sectario coercitivo, dejando que entren en nuestro mundo interior y convirtiéndonos en adeptos.

J. D.


TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN MENTAL EN SECTAS.


Share Button

PRESENTANDO NUEVO ÁGORA.

Share Button

EL PRESIDENTE DE NUEVO ÁGORA Y SECR. GEN. DE DPL, FELICITA LAS FIESTAS EN SU PRESENTACIÓN OFICIAL.

navidad-2016-nuevo-agora

Share Button