EL HOGAR DE LA MADRE, UNA ASOCIACIÓN BAJO SOSPECHA

Imagen



(Fuente fotografía YouTube)
Fue creada por el padre Rafael Alonso quien pregona que levantará un templo en San Sebastián de Garabandal, aunque no tiene el apoyo de la diócesis de Santander, ni del ayuntamiento del pueblo. El padre Rafael no duerme con todos los varones en la casa que poseen en las Presillas, sino que lo hace en Barcenilla, donde duermen las siervas, lo que genera sospecha. Así mismo es frecuente la visita al Hogar de prelados que rezan en dichos lugares a sabiendas de que está prohibido por la alta jerarquía eclesiástica. Manifiestan los padres de las siervas jóvenes captadas que “el fundador de esta Asociación es una persona muy autoritaria y que sus hijas lo consideran un instrumento de Dios, un ser iluminado, visionario, al que la Virgen le pidió que la fundara y que antes de la misa diaria da una charla de adoctrinamiento socio-político y religioso, con homilías muy extensas y arcaicas. No tienen símbolos religiosos dentro del edificio, tampoco fuera. Entre las normas está la de que no pueden ir a sus casas salvo extrema gravedad (enfermedad o fallecimiento de un familiar)”. Los padres de la jóvenes siervas han requerido a la Asociación les faciliten las normas de ésta pero les han contestado:  ”No os las vamos a dar ahora, ni os las daremos nunca”. No obstante han sabido por otros medios que es una Asociación Pública de Laicos de Derecho Pontificio y paralelamente una Fundación Social, Cultural y Religiosa, constituida por el padre Rafael y tres fundadoras más. Aun así vuelvo a repetir que no tienen autorización para hacer vida consagrada dentro de la Iglesia. Su actividad es presuntamente de grupo sectario coercitivo. “Tienen prohibido ver los medios de comunicación, sólo les llega la información que les transmite el fundador y líder. La forma de vida es muy conservadora allí dentro y sus normas son muy drásticas, más que en las congregaciones de vida de clausura. Nuestras Hijas, manifiestan nuevamente los padres y madres, llevan mucho tiempo en el Hogar de la Madre, fueron captadas a través de otras amigas que ya estaban dentro. De manera muy sutil consiguieron implicarlas y comprometerlas en la dedicación a la Virgen. Algunas dejaron sus estudios universitarios para dedicarse por entero a esta actividad. Cuando las vemos, lo cual es posible dos veces al año (hablar por teléfono una vez al mes) rechazan nuestros gestos de cariño y se comportan como autómatas. Las responsables no dejan salir a nuestras hijas a solas con nosotros fuera del recinto sino es acompañado por otra compañera. Los sábados se trasladan a San Sebastián de Garabandal y rezan el rosario en el lugar donde se produjeron las supuestas  apariciones de la Virgen. La Iglesia no ha visto signos de sobrenaturalidad. Nosotros hemos informado a nuestras hijas de lo que opina la Iglesia sobre sus actividades, pero se niegan a reconocer esta realidad. Observamos un fuerte adoctrinamiento que favorece su aislamiento. También tenemos que decir que pasan la mayor parte del día haciendo trabajos sin ningún tipo de “seguridad y protección laboral” y que llevan ropa y zapatillas inadecuadas para el clima frío y lluvioso de las montañas cántabras.  Una de las tareas que hacen es de difusión a través de los medios que disponen: prensa, radio y televisión. Ellas nos dicen que para estar bien lo mejor es “no pensar” y nos recomiendan que hagamos lo mismo. Cuando podemos vernos no nos preguntan por nadie, parecen ausentes, adormiladas, pero sabemos que tienen la norma de no contestar a sus familias, y si lo hacen es con aquello que ha planificado la Asociación o dicen “lo preguntaré a mi formadora”. Sienten que están en el grupo perfecto, el único que tiene la verdad absoluta y que fuera de él no hay salvación, y estarían perdidas. Relevantes religiosos nos dicen que esta Asociación está bajo sospecha, que es un grano que le ha salido a la Iglesia, a la cual están torpedeando”. Fuente: RedUNE.
Share Button

III PREMIOS BLANCO NEGRO Y MAGENTA 2019.

Imagen

Nuevo Ágora, tuvo un agradecimiento dentro de la ceremonia de entrega de premios un año más.

Share Button