POR UNA GOTA DE AGUA, POR MUCHAS GOTAS DE AGUA

En 1992 la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo decidió dedicar un día anual a los recursos de agua dulce. Nació así el Día Mundial del Agua (DMA) y cada uno de esos días(22 de Marzo) hasta hoy (2019) se ha ido trabajando y penetrando en el tema, llegando a una divulgación social, empresarial e institucional realmente importante para todos. Los ciudadanos estamos invitados a sumarnos a la campaña de difusión en redes sociales sobre la crítica realidad del agua: “La escasez de agua es un problema que nos afecta a todos, y todos debemos colaborar en la solución”. La situación mundial está así: La clase social pudiente recibe el servicio de agua y saneamiento de buena calidad, y paga menos o igual que los pobres siendo la misma agua. En los denominados pobres se incluyen los enfermos, la nacionalidad, el idioma y la raza o la etnia. Todos estos son factores de discriminación. En la celebración del DMA se intenta incluir a todos estos colectivos, induciendo a todos los gobiernos e instituciones a que el agua llegue a ellos y que a la hora de hacer normas y leyes se tengan en cuenta sus voces y sus necesidades presupuestarias para el acceso al agua dulce y potable que tanto necesitan. Unos datos muy significativos: Más de 650 millones de personas en el mundo podrían desplazarse de su hábitat a lugares hídricos en un plazo de 10 años. Dos tercios de la población mundial, unos 4.000 millones, padecen escasez de agua durante un mes al año. Más de 145 millones toman el agua de fuentes y arroyos naturales. En las escuelas primarias, una de cada cuatro no tiene agua potable y los niños beben agua sin garantías de salubridad o pasan sed, pero más dramático es que casi mil niños de edad inferior a 5 años muere cada día por esa agua insalubre o por un saneamiento malo o inexistente.

Ya en la España meridional y con importante tendencia a la desertización, hay que decir que la Cultura del Agua es un hecho fundamental en la zona más desértica: el Sureste. Es por esto que la cultura que he mencionado es un acontecimiento a destacar: ¡Uso eficiente en el sector agrícola, industrial y en los municipios! Es esencial para el desarrollo sostenible, el crecimiento económico y en la reducción de la pobreza. Hay que destacar la existencia de empresas especializadas en sistemas altamente tecnológicos en riego por goteo en superficie y así mismo en riego por goteo subterráneo, el sistema más eficiente en el ahorro de agua. Muchas de las plantas potabilizadoras móviles para situaciones de emergencia, como fue en los terremotos de México y Haití, salieron de estas empresas. El agua es el motor que mueve el sector agrícola y ganadero, por ello defienden las aguas depuradas, la desalación y los trasvases del río Tajo al río Segura, tan deficitario. Manifiestan los agricultores de la zona: “Necesitamos agua para beber, para regar y para las industrias, por lo que se requieren más desalinizadoras y mantener los trasvases de agua mientras objetivamente sea posible, sin luchas entre autonomías y comunidades de regantes. La Ley del Agua no se cumple y la sobreexplotación de acuíferos es excesiva. El agua desalada sería más barata si se utilizase energía fotovoltaica para su generación y transporte a los lugares de riego o consumo doméstico. Así mismo abarataría el coste que las plantas desalinizadoras  fueran propiedad del Estado. El agua que se consume en la capital de España (400 hm3) no se depura por lo que se pierde como caudal ecológico del río Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera”. Otra empresa del Sureste español, radicada en Alicante y Murcia, está especializada en la Gestión del Ciclo Integral del Agua y garantiza el suministro y saneamiento a más de 22 millones de personas en más de 20 países en todo el mundo (alrededor de 1.100 municipios). Trabajan con la propuesta de la sostenibilidad social, medioambiental y financiera, así como reducir la huella de carbono (CO2), regenerar las aguas usadas y el uso de energías renovables, con tecnologías innovadoras, reducción del consumo de agua (“que no se pierda ni una gota”) y lucha contra el cambio climático. Estas empresas especializadas en la gestión del agua, deben mostrar su capacitación obteniendo el sello de calidad CO2 y el sello 50.001 (gestión energética) lo que dirá de ellas que han alcanzado la excelencia.

Para alcanzar esta excelente gestión, en mi opinión, se requiere sensibilidad y solidaridad, no es suficiente el interés por el dinero. La solidaridad es un valor humano importante y esencial. Es lo que hace una persona cuando otra necesita de su ayuda; es la colaboración que alguien ofrece para que se pueda terminar una obra especial. Es un sentimiento que produce ganas de ayudar a los demás sin intención de recibir nada en compensación. La solidaridad es un compromiso moral que existe entre quien puede ayudar a otros en situación de riesgo extremo. Por esto puedo afirmar que el Agua es Solidaridad.                                                        

JD 

Share Button

EL AGUA, UN RECURSO DE NECESIDAD UNIVERSAL E INDEFINIDA.

Imagen

En 2009 la ONU reconoció “El derecho al agua potable y al saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos”. No cabe pues la discriminación en ningún sentido. Todas las personas tienen derecho a disponer de agua suficiente, salubre, accesible y a un precio asequible para su uso personal y doméstico. El agua es sinónimo de salud pública, si no la hay es sinónimo de enfermedad y muerte. Actualmente hay millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso al agua potable. Países pobres, grupos indígenas o regiones en proceso de desertización, donde la sequía se ceba con ellos y en algunos casos la tecnología para potabilizar el agua no existe. El agua requiere una buena gestión, una gestión sostenible, porque hay poca. Del total de agua dulce en el mundo el 68% está en forma de hielo, el 30% es subterránea y el 2% restante está en los ríos y lagos. En las regiones meridionales que están en curso de desertización, cómo es el caso de España, es vital educar sobre el Medio Ambiente, no solo en colegios sino haciéndolo extensivo al ámbito familiar; de ello va a depender la calidad de nuestras vidas en el futuro. Ya no se trata de ahorrar litros de agua, que sí, sino de ahorrar gotas, ese es el extremo en el que nos encontramos. De abrir el grifo el tiempo justo, evitar los goteos de cisternas y grifos. La calidad del agua también se consigue evitando verter por los desagües aceites y sustancias químicas que dificulten su posterior depuración: el agua depurada se utiliza para el riego de cosechas. Es aconsejable beber agua del grifo y no de botellas de plástico, porque éstos en gran parte llegan al mar a través de los ríos. Todos los océanos de nuestro planeta están contaminados de plásticos y con ellos los peces y aves marinas: ¡No más plásticos! Los trasvases de agua desde ríos de regiones con agua son instrumentos para luchar contra la desertización a la que nos lleva el cambio climático. La investigación científica colabora con el desarrollo social y la sostenibilidad del medio hídrico. Según los datos de la Water  Footprint  Network la huella hídrica de los consumidores de agua en España es de 6.700 L./día, a esto hay que unir que un tercio de los alimentos producidos en el mundo van a la basura, se desperdician, lo que afecta directamente a la carestía de agua dulce. Si hay un lugar en España donde hay mayor concienciación para gestionar bien el recurso hídrico ese es el sureste. La huella hídrica es un indicador global del uso y consumo del agua, lo que permite lograr una gestión más eficiente y mejorar la calidad de residuos que se devuelven al medio ambiente. Hay agricultores que disponen en sus fincas de sensores hídricos que controlan el agua de lluvia caída sobre el terreno y por otro lado miden el agua de riego utilizada para las necesidades de su explotación agrícola. En 2016 entraron en vigor los 17 ODS (Objetivos para el Desarrollo Sostenible) para cumplir los compromisos de la Agenda 2030, que señalan la iniciación de un cambio muy importante en la gestión actual del agua. El análisis hídrico contribuye de manera concreta a garantizar agua limpia y saneamientos para todos e indirectamente coopera con el fin de la pobreza,  con la producción y consumo responsable, así como acción positiva por el clima. La correcta gestión del agua es el gran desafío de este siglo XXI y de los venideros. 

J.D.

Share Button

NO QUEREMOS MEDIO AMBIENTE, LO QUEREMOS ENTERO.

Imagen

Farmer’s hands holding a small tree on nature background

Así rezaba una de las pancartas en la manifestación de los estudiantes el pasado viernes 15-M , instaurado por la joven estudiante sueca Greta Thunberg  que empezó en solitario y que evolucionó hacia lo que hoy es el movimiento Fridays For Future (F.F.F.). En España tuvo mucha repercusión con una huelga estudiantil y una gran manifestación, apoyada por los profesores. La sensibilidad estudiantil minimizó la figura de los políticos que han demostrado su incapacidad de mover conciencias en contra del cambio climático. Encontrar soluciones y acuerdos políticos para evitar que el calentamiento global siga subiendo,  y todo lo contrario conseguir que baje la temperatura del planeta. Los gobernantes y políticos están en el pedestal de la comodidad y de la seguridad: buenos sueldos, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, despachos, dietas para gastos de desplazamiento, etc. Están cómodamente en su Parlamento tirándose piedras unos a otros, y el planeta al borde del precipicio de un grado de temperatura. Uno más y nos vamos todos al infierno, lo digo por el calor. Efectivamente, como dicen los estudiantes no hay, en este caso, un Plan B porque sólo tenemos un planeta y hay que trabajar sobre él, en su recuperación en todos los aspectos y uno de ellos debe ser posibilitar la existencia de 7.000 millones de habitantes concienciados de vivir sin dañar y sobreexplotar el que fue un maravilloso Planeta Azul. No hay un plan B pero sí un plan D: Disminuir la emisión de gases efecto invernadero, Disminuir el calentamiento de la Tierra y Disminuir la contaminación y la suciedad que produce la especie humana, tanto en el mar, en la tierra como en el espacio. Alguien tiene que parar esto, algún país o grupo de países tienen que iniciar el camino inverso, volver hacia atrás para recuperar la vida que había y que nos garantizaba una existencia a largo plazo. Los científicos lo vienen advirtiendo hace años y los que mandan no se lo creen, no hacen caso. Parecen decir: ¡Sálvese el qué pueda! Los que no mandamos podemos contribuir con nuestro granito de arena: Utilización de los transportes públicos especialmente los de energía eléctrica. Uso de bicicletas, patinetes y caminar en los trayectos cortos.  Los Ayuntamientos: Restricción de acceso en vehículos de combustibles contaminantes en el centro de las ciudades, lo que ya se está haciendo en Madrid pero debe extenderse a todas las ciudades españolas. No estoy diciendo nada nuevo pero la reeducación vial va muy lenta y hay que repetirlo y repetirlo. La huelga de los estudiantes ha sido una acción no política para dar un empujón a los políticos y se pongan a trabajar que para eso se les paga, y mucho, con dinero de todos. Muevan el culo señores que se nos acaba la vida en el planeta y no miren si esto da votos o no, da esperanza de vida. ¿Qué planeta les vamos a dejar a las generaciones venideras? Probablemente ninguno, probablemente no haya ni generaciones venideras porque no haya donde venir. Desapareceremos como desaparecieron los dinosaurios.    J. DÍAZ neracio

Share Button