SOBRE LA PERSUASIÓN COERCITIVA

Imagen

La mayoría de los exadeptos de una secta coinciden en que no eran libres durante la pertenencia al grupo sectario. Estaban limitados o anulados, por parte del líder y/u otros miembros, de su libertad de actuar y podían ser estafados o ser víctimas de abusos sexuales, lo cual son delitos tipificados. Este delito se denomina Persuasión coercitiva (si miramos el diccionario nos dirá: reprimir, sujetar o restringir) y es una coacción psicológica equiparable a las formas psicológicas de violencia machista, pero más sutil, con un tacto que se nota menos la coacción; pero la Persuasión Coercitiva es la puerta para cometer otros delitos contra las víctimas de las sectas.

La hipnosis es una técnica de dominación de la voluntad. Si ésta se practica sin la autorización de la persona hipnotizada constituye un delito de coacción. La hipnosis es una limitación o anulación de la voluntad que sin afectar a la integridad psíquica produce una falta de libertad. La hipnosis sin consentimiento es un medio comparable al tradicional concepto de violencia, solo que más sutil, progresivo e indirecto.

La Persuasión Coercitiva pertenece al delito de coacciones, que se pena con 3 años de prisión. Si la Persuasión causa daños como tener al adepto/a sometido durante décadas a la voluntad del líder o grupo sectario, tiene pena mayor. Para daños como trastornos mentales o estafas, el Código Penal español no tiene establecidas penas, por lo que es necesario una Ley Anti-Sectas o una modificación en el indicado Código. Visto esto, la Persuasión Coercitiva no está suficientemente penada. Un líder sectario condenado a 3 años de prisión, sin antecedentes penales y por buen comportamiento en el centro penitenciario, a los 2 años ya se le aplica el tercer grado y ya puede salir de la cárcel los fines de semana, y si además se inscribe en cursos de rehabilitación social puede salir a las 7 horas y regresar a las 24 de lunes a viernes. Con estas penas tan bajas, 300 grupos sectarios campan a sus anchas en España (2.000 en internet) haciendo y deshaciendo a su antojo con personas jóvenes vulnerables a la Persuasión Coercitiva..

Fuente: EL ESPAÑOL DIGITAL. Publicado por Javier Navascués. 26/09/2018

J. D.

Share Button

COMO SE ENGANCHÓ TOM CRUISE A LA IGLESIA-SECTA DE LA CIENCIOLOGÍA

Imagen

Tom Cruise es uno de los miembros más destacados de la Cienciología y ha sido su imagen pública. Otros miembros importantes fueron John Travolta y la exmujer de Cruise, Katie Holmes. Muy amigo del director de la Iglesia, David Miscavige desde los años 90, éste se encargó de que Tom tuviera todo lo que deseara: cruceros, chefs personales, jornadas de tiro al plato, carreras de coches por la ciudad de Los Ángeles, etc. El objetivo era que un actor tan famoso en el mundo hiciera visible la Cienciología en todo el planeta, y lo consiguió. En cada apertura de un centro religioso en una ciudad importante allí estaba Tom Cruise con David Miscavige. Las rupturas amorosas del afamado actor han sido siempre polémicas, en especial con Katie Holmes, quien intentó alejar a su hija Suri de éste por temor a la secta. La otra hija de Cruise, Bella, se casó hace poco tiempo por el rito de la Cienciología. Cruise y Nicole Kidman no acudieron a la boda porque su relación estaba muy deteriorada. Su otro hijo, Connor, de 24 años, se casa con una mujer italiana de la que sólo se conoce su nombre: Silvia, pero es conocida como la “Princesa de la Cienciología”.

Acusan al actor cinematográfico de tomar parte en abusos a fieles cienciólogos. La actriz Leah Remini afirma que “la gente piensa que Tom es una víctima inocente en todo esto, y la mayor parte de los fieles lo son, pero él no”. La exmiembro de la secta mantiene que “Cruise es muy consciente de los abusos que ocurren en la Cienciología porque él es parte de ellos”. A los adictos se les dice que Tom está salvando el mundo por lo que es considerado un Dios dentro de la Iglesia.

Referencias:

www.20minutos.es/noticia/…/0/como-se-engancho-tom-cruise-cienciologia/

www.lavanguardia.com/gente/…/tom-cruise-cienciologia-abusos-leah-remini.html

INFIDELIDAD, ESCLAVITUD SEXUAL Y ENGAÑOS: 12 SECRETOS DE LA OBSESIÓN DE TOM CRUISE CON LA CIENCIOLOGÍA

Esta “frase operativa” es una de las máximas en la Iglesia de la Cienciología, cuyos adeptos se multiplican cada vez más en el mundo y en cuya filas se encuentran personajes como Jason Lee, Geoffrey Lewis, Juliette Lewis, Elisabeth Moss, John Travolta y, el más ferviente de todos, Tom Cruise. Y aunque el actor no hable mucho respecto a su formación cienciológica y, misteriosamente, nadie se lo pregunte, tiene muchos secretos sucios que han permanecido ocultos. Y no sólo él, también esta advenediza religión salida de la nada pero que, a la fecha tiene muchísimo seguidores y un monopolio inmobiliario de millones de dólares, la cual, se dice, tiene manipulado a Tom Cruise por medio de información, es decir, la Organización posee los secretos más oscuros del actor con los que podrían destruir su carrera en un segundo; es uno de los secretos por los que el actor no puede abandonar la Iglesia para poder ver a Suri, la hija que tuvo con Katie Holmes, ya que la pequeña no forma parte de la secta y por lo que el actor se encuentra atado de manos, o al menos eso se rumorea.

Durante una filmación, Cruise se enamoró perdidamente de la actriz Nicole Kidman, quien representaba un peligro latente para Miscavige, ya que ella es hija de un prestigioso psicólogo que se profesa abiertamente en contra del culto.

Otra de las “estrategias de adoctrinamiento” es aislar al nuevo integrante de su familia, los amigos y despojarlos de todo su dinero. Obligarlos a trabajar entre otras cosas: vendiendo el libro titulado DIANÉTICA y que contiene todas las enseñanzas de L. Ron Hubbard, fundador de la Cienciología; también son sometidos a vigilancia y monitoreo las 24 horas del día.

En 2012 finalizó su matrimonio con Katie Holmes en medio de rumores que lo acusaban de golpeador, abusador, dueño de una actitud prepotente e intratable, pero sobre todo por la insana obsesión por la Iglesia de la Cienciología.

Según narra la actriz, el culto la obligó a relacionarse con Tom Cruise, la obligaron a vivir con él en Nueva York, la forzaron a terminar la relación que ella sostenía y la sometieron a una transformación física de acuerdo con los gustos de Tom. Luego de que Nazanin discutiera con David Miscavige los miembros de la Iglesia le anunciaron que su relación con el actor estaba terminada.

“¿Me serviste té en una taza rota? ¿Sabes a quiénes les sirven té en una taza rota? A los malditos DBs”. Para entrar en contexto, dentro del  lenguaje de la Cienciología, un DB es un Degraded  Being, es decir un ser inferior a los adeptos de su Iglesia.

Los hijos que Tom Cruise adoptó durante su matrimonio con Nicole Kidman desprecian a su madre por ser una SP (Supressive Person) lo que significa una persona supresiva que no permite que los demás alcancen el éxito y la felicidad. Esto quizá tenga que ver con que Kidman es una persona non grata para la Organización únicamente por el hecho se ser una mujer razonable que no se deja llevar por cuentos fantásticos.

Cuando Cruise se unió al culto, John Travola ya llevaba varios años dentro, sin embargo Travolta no posee los mismos beneficios que Cruise, incluso pertenece a los miembros un poco marginados por el simple hecho de no caerle bien al actor, quien se mantiene inaccesible dentro de la Organización. Nadie se puede acercar a las oficinas o a las habitaciones si él está cerca, las actividades deben reanudarse una vez que se marche.

La Iglesia de la Cienciología ha sido acusada de fraude, lavado de dinero y esclavitud sexual entre otras. La estrategia que tienen para evitar que los miembros hablen en contra del culto es manipular información personal (los más oscuros secretos de cada integrante) y así manejar una especie de chantaje y amenazas. Incluso hubo un tiempo, antes de la entrada de Tom Cruise en que, evidentemente, usaron a John Travolta como carne de cañón aprovechando su imagen pública para que hablara maravillas de esta Iglesia.

Para una persona de espíritu débil, una secta con la Cienciología puede parecer la solución a todos sus problemas junto con la salvación eterna, pero esto no es más que un abuso sobre alguien en una situación vulnerable. Muchos de los exmiembros declaran que fueron despojados de todos sus bienes y hasta de la voluntad (su propia voluntad), siendo reducidos al servicio de las necesidades de la Iglesia. Usar la imagen pública de personas famosas como John Travolta y Tom Cruise es una táctica ruin que evidencia la maldad que existe dentro de la filosofía ciencióloga, no obstante no es más que una secta de tantas.

Autora: Corina Mendoza. 3 de Agosto de 2018

https://culturacolectiva.com/cine/tom-cruise-y-la-cienciologia-secretos-obsesion-religiosa /  

RECOPILACIÓN; JD.

Share Button

INTRODUCCIÓN AL SUFRAGIO UNIVERSAL EN ESPAÑA II

Imagen

A lo largo de la historia ha habido determinados grupos de personas o colectivos a los que se les ha negado su participación en el voto; a saber, los esclavos, los negros, las mujeres, los presos, los pobres, los discapacitados tanto físicos como intelectuales y un largo etcétera. En este apartado continuaremos con la historia del sufragio universal centrándonos en la lucha de la mujer para conseguir sus derechos básicos.

El sufragio universal es el sistema electoral por el cual todo individuo tiene derecho a voto independientemente de su sexo, raza, condición social, creencia o religión. El sufragio universal se ha visto como una evolución del sufragio restringido o censitario y el sufragio calificado – mencionados anteriormente. Los sistemas políticos actuales se rigen por el sufragio universal, por lo que toda restricción social, económica o política se elimina por completo. En los gobiernos democráticos, el sufragio está sujeto a ciertas condiciones legales que lo limitan; por ejemplo, la mayoría de países se rige por una edad electoral mínima, es decir, tienen derecho a voto los sujetos mayores de edad (en España la edad para votar es a los 18 años – la edad mínima más común entre las naciones del mundo –  mientras que en otros países como Irán y Argentina la edad se reduce a 15 años, y en Austria, Chipre, Ecuador, Cuba y Nicaragua es a los 16). Sin embargo, existen también otras restricciones por la condición de extranjero o por salud mental.

Como vimos anteriormente, después del esfuerzo por conseguir el sufragio universal masculino, la mujer continuaba en un segundo plano. A pesar de la abolición de los anteriores sistemas electorales, la mujer seguía estando excluida del sufragio y se había mantenido en una sombra. No se contemplaban sus derechos – entre ellos el voto – por su condición de mujer, es decir, su atribución de características como el histerismo, la irracionalidad o la debilidad. La lucha para conseguir el sufragio femenino surge hacia la mitad del siglo XIX con el inicio de un movimiento conocido por el nombre de feminismo. El derecho a voto encabezó la lucha feminista porque las mujeres pensaban que una vez llegaran al parlamento sería más fácil cambiar las leyes con el fin de establecer la igualdad entre hombres y mujeres. Así surge el movimiento sufragista el cual veremos más adelante. El sufragio femenino se refiere al derecho de ejercicio del voto de toda mujer en las elecciones así como a ser elegida. En Europa, Finlandia fue el primer país en otorgar el sufragio total a sus ciudadanos  en 1906. En Inglaterra, las mujeres consiguieron el derecho a voto en 1918 y en EE.UU. en 1920 (cabe destacar que este derecho no fue total en ninguno de estos países hasta años después).

En el caso de España, la consecución del derecho a voto conllevó más tiempo. El sufragio femenino llegó con la Segunda República (1931-1939). En las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 los republicanos resultaron victoriosos, lo que supuso el inicio de un nuevo régimen y el fin del reinado así como el exilio de Alfonso XIII en España. El 1 de octubre de ese mismo año se llevaron a cabo varios debates decisivos para la historia de España. En ellos se trataba abiertamente la aprobación o la oposición del sufragio femenino. En el Congreso se expusieron diferentes opiniones por parte de los mismos socialistas e izquierdistas. Por ejemplo, Roberto Novoa, médico prestigioso perteneciente a la Federación Republicana Gallega, se declaró en contra del voto femenino: «la mujer es histerismo y se deja llevar por la emoción y no por la reflexión crítica». La mujer suponía un peligro y un retroceso para la república puesto que estaba ligada a la iglesia. José Álvarez Boylla, del Partido Republicano Radical, pronunciaba estas palabras: “como política es retardataria, es retrógrada, todavía no se ha separado de la influencia de la sacristía y del confesionario”.

Aunque este último se oponía al sufragio femenino, abogaba por que tuviera el derecho de ser elegida. Novoa, por su parte, se negaba a ambas e insistía en la ‘influenciabilidad’ de la mujer y su poca voluntad de decisión: “se haría del histerismo una ley”, ya que “el histerismo no es una enfermedad, es la propia estructura de la mujer; la mujer es eso, histerismo, y por ello es voluble, versátil”. Manuel Hilario Ayuso, diputado del Partido Republicano Federal, propuso que el hombre votara a los 23 mientras que la mujer a los 45, pues era su “edad crítica”. Eduardo Barriobero, otro diputado del Partido Republicano Federal propuso que se les negara el voto a las 33.000 monjas que había en España por aquel entonces.

En las Cortes de ese año, solo tres mujeres llegaron a ser diputadas: Margarita Nelken, Clara Campoamor y Victoria Kent. Paradójicamente, estas tres políticas socialistas tenían opiniones contrarias con respecto al sufragio femenino. Mientras Kent, del Partido Radical Socialista y Nelken, del PSOE, coincidían en que la mujer no estaba política y socialmente preparada para votar de manera responsable, Campoamor, del Partido Republicano Radical, defendió su derecho a voto no como mujer sino como persona. En este debate clave protagonizado por Kent y Campoamor, Kent se opuso a la aprobación del voto femenino por temor a que la republica se tambalease bajo la alegación del peligro que suponía que la mujer ejerciera su derecho a voto por su falta de espíritu crítico y educación y por su relación con la iglesia. También pidió un aplazamiento del mismo:

               Creo que no es el momento de otorgar el voto a la mujer española. Lo dice una mujer que, en el momento crítico de decirlo, renuncia a un ideal (…) es necesario, aplazar el voto femenino (…). Señores diputados, no es cuestión de capacidad; es cuestión de oportunidad para la República (…). Pero hoy, señores diputados, es peligroso conceder el voto a la mujer.

«Es necesario que las mujeres que sentimos el fervor democrático, liberal y republicano pidamos que se aplace el voto de la mujer»

Por el contrario, Clara Campoamor se posicionó a favor del reconocimiento del sufragio femenino y defendió fervientemente que el principio de igualdad estaba por encima del Estado y que el sufragio era un derecho básico como ser humano. Así respondió Campoamor a algunas de las afirmaciones de Kent:

¿Es que no han luchado las mujeres por la República? ¿Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras y de las mujeres universitarias no está cantando su capacidad? Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias, ¿se va a ignorar a todas las que no pertenecen a una clase ni a la otra? ¿No sufren éstas las consecuencias de la legislación?

 ¿De qué acusáis a la mujer? ¿Es de ignorancia? (…) un estudio cíclico desde 1868 a 1910 dice que la disminución del analfabetismo es más rápida en las mujeres que en los hombres y que de continuar ese proceso de disminución en los dos sexos, no sólo llegarán a alcanzar las mujeres el grado de cultura elemental de los hombres, sino que lo sobrepasarán.

«No olvidéis que no sois hijos de varón tan sólo, sino que se reúne en vosotros el producto de los dos sexos».

«Yo, señores diputados, me siento ciudadano antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho».

Su discurso fue decisivo, y gracias a su ímpetu y determinación las cortes constituyentes aprobaron el artículo 34 – que más tarde sería el 36 – de la Constitución de la República Española que declaraba el derecho a voto en igualdad de condiciones: «Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de veintitrés años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes». Hoy día se trata del artículo 23 de la Constitución española que reza así:

1. Los ciudadanos tiene el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal.

2. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes.

El 1 de octubre de 1931 hubo 161 votos a favor frente a 121 votos en contra. Victoria Kent insistió en el aplazamiento del voto femenino presentando en los meses siguientes una disposición transitoria para que la mujer no pudiera votar en unas elecciones generales hasta que no hubiera participado en dos municipales. Esta última votación estuvo más reñida que la anterior con un margen de solo 4 votos, 131 votos en contra y 127 a favor. Afortunadamente, se aprobó el sufragio femenino y en las elecciones de 1933 tanto los hombres como las mujeres mayores de 23 años pudieron ejercer su derecho. Este avance en la democracia se verá truncado por la dictadura franquista en los próximos años (1939-1975). Estos cuarenta años de retroceso y represión anularán el sufragio universal hasta el fin de la dictadura. La mujer no volvería a ejercer su derecho hasta 1977.

Os invito a leer el discurso de Clara Campoamor y a ver el documental donde queda muy bien plasmado lo sucedido:


PATRICIA DÍAZ

Share Button