SOBRE TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN PSICOLÓGICA SEGUNDA PARTE

Imagen

Si tuviéramos que detallar algunas técnicas de Manipulación Psicológica tendríamos que empezar por el Paternalismo Benevolente: esto es que, al principio de la captación del adepto, el gurú o un miembro de grupo coercitivo (en adelante GC) se presentará ante la víctima elegida como un “padre bueno”, generando una corriente afectiva con ella, consiguiendo que su angustia existencial disminuya y comience a desahogarse. Este paternalismo se vincula a un Estatus de Superioridad, es decir el captador se sitúa por encima de la víctima a través de los títulos que él mismo se atribuye y que le reconocen los miembros de la secta: Maestro, Gurú, Avatar, etc.  Así mismo el influenciador debe conseguir que la víctima elegida haga Confesiones Íntimas, para disminuir unos problemas y aumentar otros según convenga a la captación. Al contar hechos personales el nivel de angustia disminuye y se siente atendido y querido por otra persona, lo que le resulta muy terapéutico. Mientras el “lobo con piel de oveja” conociendo el interior (cómo es la familia y qué nivel económico tiene, con quien se lleva mejor y peor, y sobre todo cuáles son sus frustraciones, fracasos y miedos) sabrá que elementos tendrá que presionar durante el resto del proceso. Después del contacto inicial invitará al futuro adepto a realizar algún curso, un encuentro o un retiro espiritual. Si asiste todo el GC lo recibe con mucho cariño y lo somete a un verdadero Bombardeo de Amor. En algunas sectas te dicen constantemente “Dios te ama”.

Una vez que el captado ingresa en la secta se le asigna un padre o madre espiritual, que tienen por misión no dejar nunca solos a esa persona para que no se rompa el proceso de obtener confesiones íntimas y responder a todas las dudas que tenga. Las respuestas son simples y fáciles de memorizar, y se caracterizan porque dejan claro que todo lo bueno está dentro del GC y todo lo malo fuera. Respecto de la información que les llega del exterior, ésta es manipulada y acondicionada a los intereses del  grupo o bien es anulada y eliminada. Dentro del GC no existe el tiempo libre, los adeptos pasan horas y horas escuchando sermones, cantando canciones o recitando mantras orientales, escuchando grabaciones con cánticos o leyendo libros propios del grupo sectario.  Los Hare Krishna recitan obligatoriamente 1.700 veces cada día sus mantras, lo que es una forma de “drogar” o aturdir la mente, pierden así la noción del tiempo y del espacio. En ese estado no tienen capacidad de crítica ni pensamiento lógico. El tiempo restante lo emplean en trabajos agotadores, con pocas horas de sueño que no les deja recuperarse física ni mentalmente, y unido a esto tienen una alimentación baja en proteínas y vitaminas, en cambio es rica en carbohidratos, lo que les produce una sensación engañosa de tener energía, pero realmente están débiles.

Puede darse en la secta o GC el uso de drogas o psicofármacos mezclados con la comida, lo que produce trastornos de conciencia. La pérdida de la identidad, la memoria y las pautas de la vida anterior a ingresar en ella, son un objetivo paulatino. Para empezar te cambian el nombre, después tambalean tu memoria con técnicas de inducción al trance y a la hiperventilación y la rotura de pautas anteriores, y todo esto lo consiguen prometiéndote grandes avances en tu vida nueva pero a cambio de renunciar a la anterior. Te piden que renuncies a tu trabajo, a tus estudios, a la familia y a tus amigos. Naturalmente estas renuncias son progresivas y tienen por objeto aumentar la dependencia al grupo sectario. Llegamos al momento en que entran en juego las confesiones íntimas que se obtuvieron en su día, y es ahora cuando los que las escucharon las utilizan para recordar al adepto lo mal que se encontraba y les afirman que sólo encontrarán la solución a sus problemas dentro del grupo. La confesión pública, es decir ante los miembros del GC, tienen un valor exculpatorio para la víctima lo que hace que se sienta mejor y se siga autoconvenciendo a través de esos relatos, de las consecuencias (de tipo mágico) de la desobediencia a las normas del grupo coercitivo. En ocasiones inducen a la víctima a “crisis” histéricas, con importantes estados disociativos, confusión, síndrome de anestesia sensitiva, etc.  que son interpretadas dentro del colectivo como “sanaciones milagrosas” (hasta ahí llega el punto de enajenación mental).Son frecuentes en sectas de tipo pentecostal o africano-brasileñas.

Con frecuencia se lleva un repaso sistemático de todas las mejoras obtenidas por el adepto, señalando que las consiguió por su voluntaria adhesión al grupo y que sin éste nunca hubieran sido posibles. También es frecuente el uso de un código de comunicación particular entre ellos, lo que crea un efecto de “estar elegido” y “ser distinto”, “ser importante” con respecto de la gente, de la sociedad, lo que aumenta la separación de la persona y su dependencia del GC. Dentro de éste la sujeción es progresivamente más intensa hasta llegar a la fobia a abandonar el grupo. Cuando finaliza el proceso de Manipulación Psicológica, les otorgan tareas “muy importantes” dentro del grupo, un premio que consiste en vender poster en la calle, DVD’s, folletos, pedir donaciones económicas y naturalmente la tarea de captar nuevos acólitos. Pero si alguien abandona el grupo o no quiere ingresar en él es sometido a desprecio, denigración y a todos los calificativos dañinos, suponiendo esto  a los que quedan dentro un refuerzo de la idea de ser “un elegido, un privilegiado”. El mundo al revés.  JD

Fuente: Libros varios de la R.I.E.S. ring.c

Share Button

INTRODUCCIÓN AL SUFRAGIO UNIVERSAL EN ESPAÑA I

Imagen

En este apartado, voy a introducir la historia del sufragio en España hasta la instauración del sufragio universal masculino. Primero trataremos algunos conceptos para seguir fácilmente la explicación y veremos un poco de historia de España: reyes, jefes de gobierno o formas de Estado en distintas épocas, ya que es importante conocer la historia y la sociedad del momento para entender el porqué de algunas situaciones. El término sufragio deriva del latín suffragium y se refiere al derecho de participar en un sistema electoral para elegir a los candidatos que los representarán en su nación. El concepto sufragio también se ha utilizado como sinónimo de voto per se, el cual describe el gesto, papeleta u objeto con que se expresa. Existen diferentes tipos de sufragio. Así, el sufragio activo sería el derecho a voto del sujeto, es decir, el elector, para elegir a sus representantes; y el sufragio pasivo, el derecho del sujeto a ser elegido para un cargo público, su elegibilidad. No obstante, a lo largo de la historia ha habido determinados grupos de personas o colectivos a los que se les ha negado su participación en el voto; a saber, los esclavos, los negros, las mujeres, los discapacitados tanto físicos como intelectuales, los presos, los pobres y un largo etcétera. Esta privación se debía a la existencia de ciertos requisitos o restricciones económicas, sociales o incluso a nivel de instrucción o educación en el censo electoral. Asimismo, existían sistemas electorales como el sufragio restringido o censitario, por el cual solamente aquellos hombres que aparecieran en una lista o censo podían votar, generalmente en función de las propiedades inmobiliarias que poseyeran, la renta, el estado civil o la clase social a la que pertenecieran. Posteriormente se abolen las restricciones por razones económicas. Sin embargo, surge el sufragio calificado, que reemplaza al anterior. Se trataba de restricciones por razones académicas o educativas por las cuales solo podían votar los hombres “alfabetos” o letrados, es decir, los que sabían leer y escribir. Esto se debe a que existía por aquel entonces la asunción de que la propiedad estaba relacionada con la riqueza o los bienes y esta, a su vez, con la capacidad de una persona para votar (“capacidad política”). Más adelante, en algunos países se instauró el sufragio universal masculino: derecho a voto a todo hombre que cumpliese con las condiciones legales (e.g. mayoría de edad). Aunque no todos los países del mundo lo llevaron a cabo, este sistema electoral se ha contemplado como un puente entre el sufragio censitario y el sufragio universal, un estado en la evolución de la democracia. En España, por ejemplo, hubo un proceso de avances y retrocesos. Durante el periodo isabelino (1843-1868) no se cuestionaba el sufragio censitario. Únicamente se debatía el mínimo de renta para que una persona pudiera votar (ser elector). Algunos diputados progresistas cuestionaban esta práctica, a lo que los moderados alegaban que debía haber un control estricto en la selección de electores, puesto que las personas de renta baja y/o propiedad eran “fáciles de corromper” al no ser independientes. El sistema de sufragio universal masculino no se estableció hasta finales del siglo XIX con la Revolución Gloriosa o Revolución de Septiembre de 1868. Ante el descontento de la población por las políticas autoritarias y dictatoriales del general Ramón María Narváez y de su sucesor Luis González Bravo durante el periodo isabelino, junto a la crisis económica de 1866, se produjo una sublevación militar por parte de los generales Francisco Serrano y Juan Prim apoyada por la escuadra militar del almirante Juan Bautista Topete. La reina de España, Isabel II de Borbón, fue derrocada y enviada al exilio junto a su hijo Alfonso XII. Esto supuso el fin del Antiguo Régimen que dio paso al comienzo de una era más progresista: el Sexenio Democrático (1868-1874). España vivió el primer régimen democrático que – como su propio nombre indica – duró únicamente seis años. La Constitución de 1869 fue la más liberal redactada hasta el momento. Durante ese periodo, se estableció un Gobierno provisional de mano del regente Francisco Serrano a la espera de encontrar un nuevo monarca para España. Se convocaron elecciones generales y se produjo una ampliación en el censo electoral. Este régimen democrático en España se mantuvo durante muy pocos años: primero con el reinado de Amadeo I de Saboya, monarca entre 1871 y 1873 y, después, con la Primera República (1873-1874). Este intento fallido de democracia supone un paso atrás: surge la Restauración Borbónica (1874-1931) y la vuelta al sufragio censitario del periodo isabelino. Alfonso XII reinará en España en los próximos 10 años (1874-5 -1885) bajo un régimen político conservador liderado por Antonio Cánovas del Castillo. A pesar de la disposición de Alfonso XII para mejorar el espíritu de España, favoreciendo la cultura, el arte y el intelecto, los derechos electorales conseguidos en la Constitución de 1869 no se mencionan en la de 1876. De esta forma, se vuelve a incorporar el sufragio censitario masculino en una nueva Ley Electoral de 1878. La formación académica y la riqueza volvían a ser un requisito indispensable para formar parte en las elecciones. Pocos años después, en 1890, tras la muerte de Alfonso XII, su hijo Alfonso XIII hereda la corona. Bajo el entonces actual gobierno liberal de Sagasta – conocido como el Parlamento Largo de Sagasta – se crea una nueva Ley Electoral en la que se reestablece el sufragio universal masculino tras ciertos debates polémicos entre liberales, conservadores y republicanos. Sin embargo, a pesar de la aprobación de esta ley, la manipulación electoral de la Restauración siguió existiendo. A partir de este momento, todo español varón mayor de 25 años podía votar siempre y cuando estuviera en el censo y no estuviera incapacitado.                                                           

PATRICIA DÍAZ

Share Button

SOBRE LAS TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN PSICOLÓGICAS PRIMERA PARTE

Son tan frecuentes y variadas que una secta conocida (Moon) tiene un manual de reclutamiento. Hasta tal punto están organizados los grupos coercitivos, y un fragmento dice así: “Debemos aprender a leer en el rostro, es necesario impresionar a la gente por nuestra calma, seguridad y concentración. Para conmover a otros debemos conmovernos a nosotros mismos, tener una confianza absoluta en lo que decimos y expresarlo con mucho sentimiento. Nuestro rostro, boca y ojos deben tener una expresión que impresione, sin dejar de aparentar humildad. Debe parecer que vamos a dar algo, no a quitarlo, así nos escucharán y si los dejamos satisfechos con lo que les digamos tendrán ganas de volvernos a escuchar” (Bosch 1993).

En la base de todo proceso de captación y manipulación mental (MP) está el proselitismo engañoso. Esto es que a la víctima elegida nunca se le dicen los verdaderos objetivos y se le aplica un “desvelamiento progresivo de la verdad”. Se le dice que poco a poco se le van a aclarar las dudas y que adquirirá nuevos niveles de conocimiento. Paralelamente se le manipula.

La captación sectaria comienza de una manera sencilla: en la calle, en la puerta de un mercado o de un centro comercial. También en las Universidades e Institutos de Enseñanza Secundaria o en la mismísima puerta de un hospital y lugares donde la gente suele estar sola. Comienza con la venta de un folleto, con ideas o preguntas llamativas, o con la petición de un pequeño donativo y una pregunta con la que intentan generar una conversación. Son gente joven que irradian felicidad y ganas de transmitir un mensaje sencillo pero importante. Si accedes al diálogo después te invitan a una conferencia y si asistes, pues te siguen invitando a un seminario, un taller o un retiro. Ya no te sueltan…

Retrocediendo en el tiempo, G. Orwell en 1949 anunció lo que denominó la “utopía negativa”, la cual se cumpliría en 1984. Esta consistiría en que se forjarían sistemas políticos totalitarios que progresivamente anularían la capacidad de pensar de la gente. En esos gobiernos totalitarios que él imaginaba, la gente cedería ante técnicas misteriosas, con usos de drogas y todo tipo de torturas y quedarían bajo control. Pero Orwell se decantó porque usarían técnicas de manipulación psicológicas y sociales, más efectivas que los agresivos medios indicados. El año 1984 ya pasó y la teoría de G. Orwell sólo se cumplió parcialmente, los gobiernos totalitarios controlaron (y controlan) a las masas con censura, desprestigio social y privación de libertad, cuando no pena de muerte. Dictadura pura y dura. Si en los años sesenta se pudo comprobar que surgieron grupos de Manipulación Psicológica, bien en forma de empresa o de líderes de sectas y grupos de adoctrinamiento que someten a sus adeptos a tratamientos que anulan su mente a través de un ataque directo al ego y a sus mecanismos de defensa (bloquean el pensamiento crítico, la capacidad de elegir y les neutralizan la moral), el líder, con aspecto benévolo y sonrisa agradable es el triunfador.

Cualquiera de nosotros es susceptible de caer en situaciones vulnerables. Todos estamos indefensos ante el halago, el engaño y la seducción cuando nos encontramos solos, tristes y necesitados de comprensión, y esto favorece que nos podamos vincular con un grupo sectario coercitivo, dejando que entren en nuestro mundo interior y convirtiéndonos en adeptos.

J. D.


TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN MENTAL EN SECTAS.


Share Button