DIFERENCIAS ENTRE SEXO Y GÉNERO

En este apartado, vamos a tratar los conceptos de sexo y género. Aunque podemos llegar a confundirlos, existe una distinción entre estos dos términos. Como vimos anteriormente, el sexo hace referencia a una cuestión biológica, es decir, está determinado por la naturaleza y hace referencia a los genitales o al aparato reproductor; el sexo puede ser masculino o femenino. El género, sin embargo, se ha tratado como una cuestión cultural que puede ser aprendida según las prácticas de la sociedad. ¿A qué nos referimos con esto? Nos referimos a ciertas prácticas culturales como por ejemplo: las niñas visten de rosa y los niños de azul o las niñas juegan con muñecas mientras que los niños juegan con coches; y a ciertos atributos o características personales, a saber, las niñas son frágiles y delicadas mientras que los niños son brutos y fuertes. Así se crean los roles de género en la sociedad.

No obstante, ¿de dónde surge todo esto? La primera persona en utilizar el término ‘género’ fue John Money en 1985. Este psicólogo y sexólogo estudiaba la identidad de los individuos hermafroditas e investigaba su comportamiento en la vida sexual. Por norma general, el estatus social de una persona estaba definido según su órgano sexual/aparato reproductor. En el caso del hermafroditismo se generaba un conflicto. La necesidad de establecer un término que explicase esta situación lo llevó a sugerir las expresiones “papel de género” e “identidad de género”. El papel haría referencia al rol que el individuo adoptara en la sociedad, su comportamiento y conducta, su postura o su apariencia, es decir, el factor social; y la identidad representaría el factor psicológico, como el individuo sentiría o pensaría con respecto a su sexo. Todo esto determinaría su identidad sexual y su rol en la sociedad.

Money creía fervientemente que el desarrollo del género dependía en su mayor parte de las influencias sociales. Estos individuos desarrollarían un papel de género, esto es, una manera de comportarse o actuar según el sexo que asumieran (masculino o femenino). Según Money, el concepto de género dependía del concepto de sexo. “Mientras que el sexo se define según las características biológicas, el género es una categoría social que incluye comportamientos que están aceptados o rechazados en la sociedad por ser “masculinos” o “femeninos”. “El papel de género son todas esas cosas que una persona hace o dice para definirse como hombre o mujer”. Por tanto, el género tiene una dimensión tanto social como psíquica y se determina con el tiempo, mientras que el sexo es un factor biológico, algo con lo que se nace. Esta investigación llevaría más adelante al estudio del comportamiento de los individuos transexuales.

Este sistema dualista sexo-género generó un debate complejo que trasciende hasta día de hoy. Esta distinción ha sido planteada desde diferentes puntos de vista: terminológico, filosófico, sociológico, antropológico y médico. Hoy en día existe una gran confusión entre estos dos conceptos. Aunque el binomio sexo/género corresponde al binomio naturaleza/cultura, el término género ha sido utilizado en textos científicos y aspectos biológicos como sustituto de sexo, lo cual ha llevado a causar ambigüedades en su uso. El término género puede ser masculino o femenino solo en su sentido gramatical. En la lengua castellana atribuimos un carácter femenino o masculino a los sustantivos; por ejemplo, la sábana, la moto o la sandía son sustantivos de género femenino, mientras que el edredón,  el coche o el melón son sustantivos de género masculino. Por consiguiente, hablar de género femenino o masculino sería incorrecto en cualquier otro contexto, séase antropológico, sociológico, filosófico, científico etc. Una vez más, el género es algo adquirido, puede variar y alude a las características psico-socioculturales. El sexo es algo natural, invariable y se refiere a las características fisiológicas.

Desde un punto de vista conceptual, cabe explicar que mientras que la sexología es la ciencia que estudia la sexualidad y los asuntos relacionados con el sexo, la generología es la disciplina que estudia los asuntos relacionados con el género.  Aunque hay diferentes opiniones al respecto. Algunos investigadores consideran que dividir estas dos disciplinas solo lleva a la confusión puesto que el campo de la sexología podría cubrir el campo de la generología. Sin embargo, hay estudiosos que las consideran complementarias. Ambas disciplinas estudian identidades, roles, estereotipos, etc. Asimismo, la heterosexualidad, la homosexualidad, la bisexualidad y la asexualidad dependerían del campo de la sexología, mientras que la androginia, la masculinidad y la feminidad formarían parte del campo de la generología.

PATRICIA DÍAZ.

Share Button